MONSTER SHOW : UNA HISTORIA CULTURAL DEL HORROR

MONSTER SHOW : UNA HISTORIA CULTURAL DEL HORROR. UNA HISTORIA CULTURAL DEL HORROR

Editorial:
VALDEMAR
Año de edición:
Materia
Cine
ISBN:
978-84-7702-593-1
Páginas:
576
Encuadernación:
Rústica
23,60 €
IVA incluido
Agotado

Historiador del cine, guionista y productor

de documentales norteamericano, David J. Skal

comenzó a destacar como crítico de cine en el Ohio

University Post, cuando aún era estudiante.

A los treinta años funda su propia empresa,

cuyo objetivo es asesorar a todo tipo de compañías

de teatro, danza y música. Skal es autor de tres novelas

de ciencia-ficción, pero fue su fascinación

por el personaje de Drácula y su dedicación al mundo

del teatro lo que le llevó a escribir su primer ensayo,

Hollywood Gothic (1990), que rastrea la evolución del mito

desde su creación por Bram Stoker hasta su llegada al cine.

Otras obras destacadas de Skal son V is for Vampire (1995),

Dark Carnival: The secret world of Tod Browning (1995)

y Scream of Reason: Mad Science and Modern Culture (1997).

Monster Show (1993) es la historia, llena de jugosas anécdotas,

del género de terror a lo largo del siglo XX, de su influencia a través

de medios de expresión, que van desde la pintura y la fotografía

al teatro, la televisión o la literatura, pero, sobre todo,

de su gran divulgación a través del cine. El lúcido análisis histórico

de esta obra plantea la hipótesis de que la ficción de terror

ha cumplido siempre la función de recrear, como una inconsciente

metáfora, los principales traumas y obsesiones sociales.

Así, según Skal, la evolución del género de terror corre paralela

a los miedos colectivos en cada momento: la Primera Guerra Mundial

y el morbo por los freaks (Tod Browning y Lon Chaney),

la Gran Depresión y el éxito de películas como Frankenstein

y El doctor Jekill y Mr. Hyde, la Segunda Guerra Mundial

y el florecimiento del género de hombres lobo,

la Guerra Fría y la obsesión por las invasiones extraterrestres,

y, más recientemente, la relación entre el Sida

y la renovada fascinación por los vampiros.