ETNOCRACIA

ETNOCRACIA. POLÍTICAS DE TIERRA E IDENTIDAD EN ISRAEL-PALESTINA

Editorial:
BÓSFORO
Año de edición:
Materia
Política e historia
ISBN:
978-84-936189-8-8
Páginas:
400
Estado:
Sin stock
18,00 €
IVA incluido
Consultar disponibilidad

Un libro fascinante y audaz. Una aportación fundamental a la literatura sobre nacionalismo y colonialismo, tanto en Israel y Palestina como más allá. Thomas Abowd, International Journal of Middle East Studies (Universidad de Cambridge) En Etnocracia: Políticas de tierra e identidad en Israel/Palestina, Oren Yiftachel presenta una nueva teoría crítica y un nuevo marco comparativo para explicar la geografía política de las sociedades etnocráticas. Para Yiftachel, una etnocracia es un régimen político que facilita la expansión y el control de tierras en disputa por parte de un determinado grupo étnico. En este régimen, los derechos y las capacidades jurídicas dependen básicamente del origen étnico y la ubicación geográfica. Según el autor, en el caso israelí, la etnocracia se manifiesta como una continuada estrategia sionista de judaización del hogar nacional, construido durante el último siglo como la Tierra de Israel, entre el río Jordán y el mar Mediterráneo. Asimismo, los intereses de la (etno)clase fundadora y dominante en Israel (judíos ashkenazis de origen europeo) se perpetúan mediante mecanismos de asignación de recursos y de representación que consolidan, por un lado, la separación intrajudía en diversos colectivos desigualmente favorecidos (ashkenazis, mizrahíes, rusos, etíopes?), al tiempo que agudizan entre la comunidad palestina de Israel ?que representa un veinte por ciento de su población? el sentimiento de no pertenencia a un Estado que se autoproclama «judío y democrático». Las relaciones étnicas en Israel se han visto moldeadas por los diversos aspectos del proyecto de judaización y por la resistencia ofrecida a tal proyecto. Al explorar las dinámicas de los conflictos étnico-territoriales que enfrentan a judíos sionistas y árabes palestinos, Yiftachel examina las consecuencias de las políticas de tierras, colonización, planificación y desarrollo, una realidad que el autor califica de «apartheid progresivo». Para Yiftachel: El sionismo sigue siendo un movimiento colonial cuyos objetivos nacionales se basan en la tenencia de la tierra, el asentamiento y el control de la planificación espacial.