Poesía / Poesía - españa y américa latina / ANTOLOGÍA DE POETAS SUICIDAS

ANTOLOGÍA DE POETAS SUICIDAS

ANTOLOGÍA DE POETAS SUICIDAS

1770-1985

GALLERO, JOSÉ LUIS

18,00 €
IVA incluido
En stock
Editorial:
ARDORA
Año de edición:
2005
Materia
Poesía - españa y américa latina
ISBN:
978-84-88020-38-3
Páginas:
352
Encuadernación:
Rústica
18,00 €
IVA incluido
En stock
Añadir a favoritos

Puede decirse que con el envenenamiento de Chatterton (1770) inicia el suicidio su edad moderna. La muerte del jovencísimo Chatterton es cantada por Keats, Coleridge, Shelley, Vigny. Su suicidio en la realidad y el de Werther en la novela proporcionan status intelectual a un acto que antes de eso se consideraba de pésimo gusto, a no ser que fuera motivado por falta de liquidez o cualquier otro capricho. El suicida sigue sin poder reposar en tierra sagrada, pero en adelante ocupará un puesto de honor en la mitología artística.

A la hora de hacer una «anatomía del suicidio» llama la atención que se den por igual los suicidas de vocación y los súbitamente inspirados. Entre los primeros, Kleist, Maiakovski, Crevel, József, Pavese, Sylvia Plath, Jens Bjorneboe... Pero más que la premeditación acaso admira la insistencia en el gesto. ¿De qué huía Ángel Ganivet cuando se arroja desde un vapor al Duina, y tras ser rescatado trabajosamente por los pasajeros aprovecha un descuido para sumergirse otra vez en la corriente helada? ¿Qué le da fuerzas a Yávorov, ciego a resultas de un anterior intento de suicidio, para ingerir veneno y, en previsión de algún accidente benéfico, volarse luego la tapa de los sesos? ¿Y a Antero de Quental para dispararse dos veces consecutivas? Costas Cariotakis, la noche del 20 de julio de 1928, se dirige al agitado Mediterráneo con la intención de acabar con su vida. Diez horas después la corriente le devuelve sano y salvo a la playa. Entonces regresa a su casa, se cambia de ropa, sale a desayunar, compra una pistola y se dispara una bala en el corazón...



Huían de su propia vida, de sus fracasos artísticos, de sus deseos siempre insatisfechos, de su exacerbada sensibilidad. Exploradores de vastos territorios del alma, expuestos a las más inclementes contradicciones, se encuentran en ocasiones en la tesitura de elegir la sensibilidad o la supervivencia. En todo caso no debemos creer que los poetas suicidas son una especie lánguida, sumida en un desánimo que le impide percibir lo que de grato tiene la existencia. Las vidas de estos muertos son un ejemplo de vitalidad extraordinaria. El peso de su sufrimiento no lastraba su paso, sino que por el contrario parecía dotarles de una maravillosa ligereza.

Artículos relacionados

  • AL BORDE
    CORREDOR-MATHEOS, JOSÉ
    Fiel a una tradición de poesía desnuda y esencial, Corredor-Matheos nos entrega su libro culminante. Desde la sabiduría de la edad, sus versos plantean con una lucidez luminosa las paradojas de la vida y su comprensión. Los árboles y los pájaros, el asombro de estar vivo, la contemplación y la soledad, la plenitud y la aceptación de la nada… Cada poema, enuncia con poco una hon...

    15,00 €

  • EL PERRO Y LA CALENTURA
    LAYNA RANZ, FRANCISCO
    En los veros de Francisco Layna nunca se dice lo que esperaríamos que se dijera.Un verso no conduce a otro supeditado al anterior o congruente con él, sino a uno distante y distinto, aparecido como aparece en una fiesta alguien a quien no has invitado. ...

    15,00 €

  • EL ECO DE MIS MUERTES
    ALEJANDRA PIZARNIK
    El eco de mis muertes es una pieza única que nos permite, una vez más, adentrarnos en la obra poética de la gran escritora argentina Alejandra Pizarnik a través de la mirada del artista Santiago Caruso.Siguiendo la estela de La condesa sangrienta (Libros del Zorro Rojo, 2022), las pinturas de Caruso en El eco de mis muertes —que incluye una selección de fragmentos del poema «Ap...

    15,90 €

  • BESTIA
    SOLÀ, IRENE
    De una libertad radical nacen estos poemas. Nos llegan de una tierra salvaje e imprevista, en la que se reorganiza la materia y se subleva el cuerpo; en la que el cuerpo reflexiona, y vive y cuenta. Irene Solá se enfrenta al entorno con una mirada cruda y al mismo tiempo vivaz, inquieta y vigorosa, que destruye mientras busca un nuevo orden en las cosas, y que nunca da nada por...

    13,90 €

  • MANOS VERDADERAS
    FERNÁNDEZ, FRUELA
    “Sólo manos verdaderas escriben poemas verdaderos”, dice el epígrafe de Paul Celan que abre este libro, aunque mentar la verdad en estos tiempos quede fuera de lugar o suene, quizás, a provocación. Para Fruela Fernández, sin embargo, las palabras de Celan son el modo más acertado de definir aquellos poemas que invitan a una traducción porque esta tarea constituye una vía privil...

    14,90 €

  • MI DIOS NO VE
    ZURITA, RAÚL
    En 1969 Raúl Zurita empieza a escribir El sermón de la montaña, su primer poema. Deja ya patentes buena parte de sus inquietudes creativas: la reflexión sobre lo transitorio y lo efímero, la experiencia del yo y especialmente la búsqueda, a través de la poesía, de mantras contra el dolor. Todas ellas se desarrollan en Mi Dios no ve, un itinerario documental por las más de cinco...

    30,00 €

Otros libros del autor

  • 88 FRAGMENTOS + 22 ESQUIRLAS
    GALLERO, JOSE LUIS
    “Lo que usualmente se pregunta a un escritor al final del día es: ¿Cuánto has escrito? A José Luis Gallero habría que preguntarle: ¿Cuánto has suprimido?” Así comenzaba Mireia Sentís en 2003 su epílogo para la primera edición de 88 Fragmentos.En 2019, como epílogo a 22 Esquirlas, Javier Arnaldo compara la labor de Gallero con la de un escultor en piedra: “El bloque de mármol cu...

    12,00 €

  • 88 FRAGMENTOS
    GALLERO, JOSE LUIS

    11,00 €