28 BUITRES VUELAN SOBRE MI CABEZA

28 BUITRES VUELAN SOBRE MI CABEZA

Editorial:
AFLERA PLIEGOS
Materia
Teatro obras
ISBN:
978-84-96523-50-0
Páginas:
44
Encuadernación:
Otros
Estado:
Disponible
5,00 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Otoño de 2011

[El hombre abre el diario y lee]

Veinte de octubre.

Mi habitación está a oscuras, es grande. Me acabo de despertar. A mi derecha hay un murete de piedra que separa mi cama de unas ruinas, que parecen prolongarse más allá de lo que alcanza a ver la vista. Todo está en silencio, por el aire transita una luz oscura, y un reflejo sombrío proviene de las ruinas. Con cierta algarabía, desde las sombras entra una mujer alta, zapatos de tacón y un vestido amplio, estampado con grandes flores de colores. La falda muy corta deja ver unas piernas largas y fibrosas, en las que se dibujan sus músculos con claridad. Al observarla con detenimiento veo que su expresión no cambia y que la tersura de la piel de su rostro es extraña. Parece como si llevara una máscara interior que tensa la piel desde dentro, pero que sufre alguna imperfección dejando la piel lacia y arrugada en los bordes.

Me levanto y la agarro por la cintura ciñendo su vestido y compruebo que su cuerpo es fuerte. Con facilidad cruza su brazo por encima de mis hombros. Salimos de la habitación. Una luz dorada inunda unas escaleras de piedra, amplias y profundas, que conducen a una oscuridad que se pierde de manera incomprensible. Bajamos y al llegar al segundo tramo me doy cuenta de que en vez de pisar nos deslizamos con velocidad. Todo me resulta placentero, el deslizarse con esa profunda sensación de vértigo y levedad, el contacto suave de su cuerpo fibroso pegado al mío, el tacto grave de mi brazo rodeando su cintura y mi mano engrandecida adherida con fuerza a su vientre.

© Texto y dibujos: Carlos Marquerie

Otros libros del autor